Las alergias alimentarias en la restauración

La manipulación de los utensilios y el control de alergias alimentarias.

En el sector restauración tiene que existir un control exhaustivo con los alimentos ya que están a la orden del día las alergias alimentarias.

Entre otras medidas es importante contar en el botiquín de la empresa con inyecciones de adrenalina para aplicar al afectado en caso extremo de reacción alérgica grave (anafilaxia). Esta sugerencia está destinada, sobre todo, a restaurantes self service donde el cliente se sirve directamente la comida y cuyos utensilios pueden estar en contacto directo con diferentes alimentos que le pueden provocar alergias.

La contaminación cruzada suele ser el detonante ante un brote de alergia.

Por todo ello, los restauradores deben mantenerse alerta ante el riesgo que implica ofrecer productos propensos a producir alergias, entre éstos están los mariscos, los productos que contienen lactosa, frutos secos, huevos, los alimentos con gluten, las salsas, condimentos, etc. Conocer los componentes que vienen impresos en las etiquetas de los diferentes frascos es de gran utilidad. Deben estar concienciados los implicados directos (clientes alérgicos) y profesionales de la restauración. En cada carta deben figurar todos los componentes de los platos que se sugieren, marcando con claridad los alérgenos.

La limpieza y atención, son puntos clave para el control de alérgenos.

Cada vez que se manipule un producto alimenticio se debe mantener una higiene específica y realizar la misma labor con el resto de productos y así paulatinamente con alimentos, utensilios y superficies de trabajo.

Recuerde que al crear un plato éste repercutirá en la salud de sus comensales y en el prestigio del negocio.

Related Posts